Testimonio de la Hermana Uberlinda

Uberlinda Amelia

En mi angustia invoqué a Jehová, Y clamé a mi Dios. Él oyó mi voz desde su templo, Y mi clamor llegó delante de él a sus oídos. SALMOS 18:6

En el año 2010 padecía de una enfermedad muy peligrosa, un tumor mamario que debían extraerme, los dolores y la inflamación eran insoportables., en ese mismo año mes de febrero mi hermana menor fallecía producto de un cáncer mamario, mis dos hermanas que me quedan y yo expuestas a lo mismo.- Una noche del mes de marzo lloré y clamé Al Señor, le supliqué por mi vida, le dije ” Señor Ud. conoce mi vida, mi hijo menor tiene 10 años y no quiero que se quede sin mis cuidados, su padre con los problemas del alcohol lo pueden llevar por mal camino, le suplico sáneme mi Dios por favor”.- Esa noche de dolor y llanto tuve un sueño  precioso, donde vi un grupo de personas que seguían Al señor Jesús, caminaban junto a ÉL, los vi subir a una roca grande. y en ese mismo instante escucho la voz audible del Señor Jesús que me dice “QUEDATE TRAQUILA QUEDATE TRANQUILA NUNCA MAS NUNCA MAS PASARA ESTO EN TU FAMILIA  NUNCA MAS QUEDATE TRAQUILA”.- En la mañana cuando despierto no siento ningún dolor y veo mi cuerpo, el tumor había desparecido!!! SANTO DIOS!!! gritaba, saltaba , lloraba, no paraba de gritar EL SEÑOR ME SANO!! EL SEÑOR ME LIBERO!!! GRACIAS SEÑOR!!!!!!!GRACIAS DIOS PODEROSO!!!GRACIAS SEÑOR JESUS!!!! Mi esposo estaba atónito, mis hijos quedaron pálidos mi familia estaba completamente desconcertada, mis dos hermanas que me quedan, padecían de tumores, los que por gracia de Dios fueron sanados.- Mi vida ha sido de agradecer por cada minuto que pasa, agradecer a Dios por el pan de cada día., por las bendiciones y su gran misericordia.- Si Ud. está enfermo, si tiene aflicciones, situaciones que no puede salir, ENTREGUELAS AL SEÑOR, Y VERA COMO ÉL LE RESPONDE., SOLO TIENE QUE CREER EN EL DADOR DE LA VIDA.-

DIOS LES BENDIGA.-

Anuncios

Testimonio del hermano Ariel

Hermanos quiero compartir con ustedes un correo que me envió un hermano llamado Ariel:

Hermana, quería contarle algo que no se si llegue a contarle detalladamente antes, tal vez lo dije en público, me parece, mas no lo recuerdo, la cosa es así:

Hace aproximadamente unos 15 años yo tuve en el cuello uno tumor o una bola que los médicos tan solo de observarla dijeron que era cáncer, la cosa que luego de esto se empezó a orar en muchas iglesias y muchos hermanos, por mi problema, tal vez miles de hermanos oraban, todo esto antes de la internet tal cual la conocemos hoy.

Luego de tanto orar, y luego de unos dos meses me iban a hacer una biopsia del tumor, mas este se había hecho muy pequeños antes estaba del tamaño de una pelota de ping-pong para luego quedar reducido cuando me iban a operar al tamaño de un grano de soya, los médicos no podían creer lo que me había pasado y me preguntaban que había hecho o tomado, cuando le dije que tan solo orar lo descartaron por locuras mías, la cosa que a los 15 días marcaron fecha para operarme, cuando llego a la mesa de operaciones esta se había reducido aún más, mas decidieron igual operar para hacer una biopsia.

La operación fue con anestesia local tan solo en el cuello, o sea que yo podía ver y escuchar todo lo que pasa, cuando cortan yo sentí correr por mi cuerpo un líquido caliente, era sangre, le dije doctor usted corto la yugular, a lo que me respondió no, no pasa nada, le dije si doctor usted la corto, mas no se preocupe cualquiera comete un error, lastima por mi familia, y cerré los ojos y ore más o menos así, Señor te pido perdón por mis pecados, entrego mi alma a ti, cuida de mi familia, en ese proceso empecé a sentir que me iba, no sentí que me desprendía solo sentí como cuando un globo se desinfla y yo era el globo, fue una sensación de paz hermosa, era como empezar el viaje de mi vida, luego sentí que corrían de un lado para otro y las puerta vaivén, se habrían y cerraban varias veces, luego supe que era el médico especialista que me arreglo el corte de la arteria que el otro hizo por error y me volvió a la vida prácticamente.
La cosa que no pudieron retirar nada, y me dieron turno a unos 25 días después mas ya no quedaba nada de nada y no pudieron operarme ni nada y dejaron el caso cerrado, nunca más tuve nada hasta ahora, así que el cáncer desapareció milagrosamente.

En ese memento sentí lo hermoso que era pasar del otro lado, era la gloria y de ahí en adelante ya perdí definitivamente el miedo o temor ancestral a la muerte, la vi como algo más de la vida, un ciclo vital que nos acerca a nuestro Creador.

Mas también con esta experiencia se desato algo muy sutil, más real, la forma de poder anticipar hechos en el futuro, es como una percepción de cosas que están relacionadas a mí y que me afecta a mi persona, o sea puedo saber que alguien está muriendo, muerto o enfermo a miles de km de distancia, tan solo que la persona debe tener una afinidad a mi persona, puedo saber cosas que pueden cambiar mi vida, o sea relacionadas a el entorno, eso me ayudo a poder salir del país antes de la hecatombe del 2001-2002 cuando al economía en el país fue a la banca rota, yo no sabía lo que era, tan solo sabía que debía salir de ese lugar pues algo pasaría.

De ese momento tuve muchas percepciones de cosas a mi entorno, y todo este contexto está relacionado a decir lo que le diré en este momento.

A partir de ayer o sea día 22-8-2013 empecé a sentir que algo cambiara rotundamente nuestras vidas, mas mi mente no me dice como salvarme personalmente como antes, o sea como actuar, tan solo sé que algo grande pasara, tal vez no existe forma de salvarse, no lo sé, tal vez sea el inminente arrebato, también no lo sé, tal solo sé que algo grande puede suceder en una brevedad muy pequeña tal vez en este mismo año.

Esto es para usted, no creo que le sirva de nada, como no me sirve a mi pues mi mente no me dice lo que debo hacer, tan solo recibí el mensaje de que algo que pasara tan solo, así que lo único que nos queda es poner nuestras situaciones ante Dios lo mas sensatas posibles y esperar lo que se venga, lo que venga no nos podrá perjudicar en lo absoluto, pues el vivir es Cristo y el morir es ganancia para mí, tan solo eso siento de decirle.

Hermana que Dios la bendiga y guarde hasta que nos encontremos definitivamente del otro lado.