Palabra de Dios

Nuestra protección depende de estar nosotros siempre a cuenta con Dios,
depender de Él y siempre ser guiados por Él preguntándole todo

Para tener una protección efectiva como hijos de Dios, primero debemos saber quien somos en Cristo. Entregar a Dios nuestra familia, pedir cobertura impenetrable para que el enemigo no nos pueda tocar a nosotros ni a los nuestros, confesando nuestro pecado pidiéndole perdón y pidiendo por el pecado familiar pidiéndole perdón por el mismo, pidiendo que Dios los lave a ellos y a nosotros de toda iniquidad y rebeldía con la sangre del Cordero, que Dios proteja nuestro hogar y nuestra familia, también nuestros animalitos y todo lo que tenemos, que Dios redarguya a los nuestros, ponga convicción de pecado para llamarlos a arrepentimiento y llevarlos a los pies de Cristo, que ponga en sus corazones el Temor de Dios, que Él se manifieste y revele a los nuestros a los más cercanos y a los que predicamos: que nos llene con su Espíritu Santo, que seamos guiados por el Espíritu Santo, que nos use como instrumentos para proclamar el Evangelio, que nos de el discernimiento para identificar lo que es y lo que no es de Él, rogamos al Señor que nos enseñe, seamos instruidos en su Palabra. Pidamos que toda mentira del enemigo sea sacada a la luz. Que Dios nos libere de toda doctrina errónea para que el enemigo no pueda acusarnos ante el Padre, que Dios saque todo, lo que no es de Él, pecado, enseñanzas adquiridas erróneas, pecados ocultos, falta de perdón etc.; todo lo que nos separa de Dios.

Isaías 53
4 Ciertamente llevó él nuestras enfermedades
y sufrió nuestros dolores,
¡pero nosotros lo tuvimos por azotado,
como herido y afligido por Dios!
5 Mas él fue herido por nuestras rebeliones,
molido por nuestros pecados.
Por darnos la paz, cayó sobre él el castigo,
y por sus llagas fuimos nosotros curados.
6 Todos nosotros nos descarriamos como ovejas,
cada cual se apartó por su camino;
mas Jehová cargó en él
el pecado de todos nosotros.

7     Angustiado él, y afligido,no abrió su boca; como un cordero fue llevado al matadero; como una oveja delante de sus trasquiladores, enmudeció, no abrió su boca.

8 Por medio de violencia y de juicio fue quitado;
y su generación, ¿quién la contará?
Porque fue arrancado de la tierra de los vivientes,
y por la rebelión de mi pueblo fue herido.

11 Verá el fruto de la aflicción de su alma
y quedará satisfecho;
por su conocimiento justificará
mi siervo justo a muchos,
y llevará sobre sí las iniquidades de ellos.

Efesios 6:10-19
10Por lo demás, hermanos míos, fortaleceos en el Señor y en su fuerza poderosa. 11Vestíos de toda la armadura de Dios, para que podáis estar firmes contra las asechanzas del diablo, 12porque no tenemos lucha contra sangre y carne, sino contra principados, contra potestades, contra los gobernadores de las tinieblas de este mundo, contra huestes espirituales de maldad en las regiones celestes. 13Por tanto, tomad toda la armadura de Dios, para que podáis resistir en el día malo y, habiendo acabado todo, estar firmes.
14Estad, pues, firmes, ceñida vuestra cintura con la verdad, vestidos con la coraza de justicia 15y calzados los pies con el celo por anunciar el evangelio de la paz. 16Sobre todo, tomad el escudo de la fe, con que podáis apagar todos los dardos de fuego del maligno. 17Tomad el yelmo de la salvación, y la espada del Espíritu, que es la palabra de Dios. 18Orad en todo tiempo con toda oración y súplica en el Espíritu, y velad en ello con toda perseverancia y súplica por todos los santos
1. ceñida vuestra cintura con la verdad = No mentir, siempre andemos en verdad, ni por muy pequeña sea la mentira que sea. Confesar nuestros pecados ante Dios para poder andar en la verdad de Él, nunca ocultarlo, siempre declararlos. Su Palabra es Verdad.

2. vestidos con la coraza de justicia = nuestra justicia es Cristo y nosotros no podemos ser nuestra propia justicia, es decir, Dios es nuestro defensor, nosotros debemos andar en rectitud pero si hay injusticia hacia nosotros le pedimos a Dios y entregamos en sus manos nuestra causa, Él y sólo É peleará por nosotros. Que Dios quite y nos revele los pecados ocultos para estar limpios ante Él, ser transparentes ante Dios y las personas, no temer de pedirles perdón si en alguna manera le hemos ofendido, pues así se desatarán ligaduras de impiedad y la justicia de Dios será verdadera coraza en nuestra vida y será nuestra protección

3. y calzados los pies con el celo por anunciar el evangelio de la paz = Llevar las Buenas Noticias, el Evangelio a todo lugar, tener templanza, paz, paciencia, mansedumbre, nunca enemistarnos perder el control y la calma, nosotros estamos comisionados para servir al Señor, no andar en contiendas, iras, disensiones.

4. Sobre todo, tomad el escudo de la fe, con que podáis apagar todos los dardos de fuego del maligno. = Tener puesta nuestra total confianza en el Señor depender de Él, esperar en Él; nos afirmarnos en la Palabra para que esta fe se acreciente, si desfallecemos por la prueba acudimos a Él en oración clamor y lectura de la Palabra, nunca renegar.

5. Tomad el yelmo de la salvación = El Casco significa que hemos cambiado el espíritu de nuestra mente, renovado nuestros pensamientos con la Palabra de Dios, ya no pensamos carnalmente, sino que ahora los pensamientos son en Cristo Jesús, es decir, podemos identificar enseguida los dardos (pensamientos) que nos envía Satanás para derribarnos, haciéndonos creer lo que él quiere, nosotros vamos a captarlos , van a estar en nuestra mente, pero no podemos anidarlos, porque después bajarán a nuestro corazón, así que los echamos fuera de inmediato, pensamientos de derrota, iras, odios, todo lo ligado a la naturaleza carnal y tentaciones.

6. La espada del Espíritu, que es la palabra de Dios = Debemos ser diestros en la Palabra de Dios para que cuando venga el ataque, enfrentamos al enemigo con la Palabra como lo hizo Jesucristo, cuando Satanás lo quiso tentar en el desierto “Escrito está no sólo de pan vive el hombre”, “escrito está, no tentarás al Señor tu Dios”, escrito esta, a sus ángeles mandará para que tus pies no tropiecen en las piedras.

Bueno hermanos el Señor me ha inspirado
Verónica G.

___________________________________________________________________

Conversión; Nuevo Nacimiento en el Mesías Jesús

Nuestro deber para con Dios, es renunciar a toda idolatría, doctrinas falsas, que son a la verdad, doctrina de demonios o de error, donde están todo tipo de religiones, nueva era, tarot, horóscopo, ocultismo, espiritismo, etc., etc.; esoterismo en general; que es ocultismo y quien gobierna es Satanás y sus demonios para engañar a la gente y llevarla a la perdición, disfrazando la Verdad de Dios que está en la Biblia; Dios pide fidelidad. Dios dice en Su Palaba que todos somos pecadores y por lo tanto ninguno tiene entrada a Su Gloria todos estamos destituidos a causa del pecado (Romanos 3:10 -18), o sea, todos vamos derechito al infierno a causa que Dios es un Dios Justo y no puede habitar con pecadores, para Dios no hay pecado grande o chico, para Él los dos son pecado; pero por eso Dios en su infinito amor y gran misericordia envió un Salvador de su propia esencia, de su sustancia, el mismo Dios tomó cuerpo; Jesucristo (Emmanuel = Dios con nosotros) concebido por el Espíritu Santo en María; ahora qué pide Dios de nosotros:
1. Que nos arrepintamos de todo corazón, confesando nuestro pecado ante Él, renunciando a toda doctrina de error contraria a Las Sagradas Escrituras (La Biblia) y Él nos limpiará con la Sangre de Jesucristo vertida en la Cruz por todo el que viene a Él con genuino arrepentimiento. Le pedimos directamente a Él, no a santos, no a ángeles, no a estatuas, no a María, no a santos muertos, no; la Palabra de Dios dice claramente hay un solo Dios y un solo mediador entre Dios y los hombres, Jesucristo Hombre 1 Timoteo 2:5
6Jesús le dijo:
—Yo soy el camino, la verdad y la vida; nadie viene al Padre sino por mí. Juan 14.6-7
Este Jesús es la piedra reprobada por vosotros los edificadores, la cual ha venido a ser cabeza del ángulo. Y en ningún otro hay salvación; porque no hay otro nombre bajo el cielo, dado a los hombres, en que podamos ser salvos. Hechos 4.11-12
2. Que le entreguemos toda nuestra vida a Él; nuestra alma dónde están alojados nuestros sentimientos, emociones, voluntad y mente para que Dios los cambie, los limpie, purifique y los llene de su Palabra y vida de Él
3. La Palabra de Dios dice que engañoso es el corazón del hombre más que todas las cosas y perverso Jeremías 17:9, también dice que del corazón mana la vida: “23 Sobre toda cosa guardada, guarda tu corazón; Porque de él mana la vida” Proverbios 4:23; por lo tanto tenemos que entregárselo a Él para que lo limpie y Dios grabe Su Palabra en nuestro corazón y pueda habitar en él el Espíritu Santo de Dios.
4. Luego debemos seguirle a Él ¿cómo? Leyendo su Palabra continuamente, orando (conversando íntimamente con Dios en todo momento), pidiéndole perdón cada vez que caemos y tomamos conciencia para rectificar y pedimos ayuda a Él por lo mismo y reconocer nuestras debilidades para estar a cuenta con Él constantemente
5. Depender en todo de Él, ya no hacemos nuestra voluntad, sino la de Dios; hay un cambio de mente dónde el Señor nos guiará a toda verdad; por eso en oración, conversación con Él, debemos preguntarle todo para no tomar malas decisiones; Él nos guiará siempre a través de Su Espíritu Santo que vino a nosotros cuando confesamos nuestro pecado ante Dios, nos rendimos a Él y lo hacemos el Señor (Amo) de nuestra vida; desde ese día jamás el Señor se apartará de dentro de nosotros; siempre y cuando seamos obedientes; no apartándonos de Su Palabra y mandamientos, venimos a aborrecer, odiar, desechar todo lo que el sistema del mundo nos ofrece y amar todo lo que es de Dios
6. La vida del cristiano tiene una relación con Dios, no es religión; esto es la verdadera comunión; una intimidad diaria con nuestro Dios y Salvador Jesucristo.
7. Dios nos llama a ser fieles, permanecer en Él, servirle; el Cuerpo de Cristo se conforma de hermanos fieles al Señor que tienen comunión unos con otros, donde nos relacionamos, aprendemos la Palaba de Dios, le alabamos, nos servimos los uno a los otros; proclamamos por todos lados el Evangelio, que son las Buenas Noticias de Salvación de Dios que es lo que le acabo de explicar aquí, para que muchos le conozcan y se salven.

Pido a Dios Soberano y Todopoderoso que su corazón sea tocado y ponga en usted convicción de pecado; pues el Espíritu de Dios nos convence de pecado, justicia y de juicio; y usted se rinda a los pies de Cristo para salvación eterna, como un día nosotros también llegamos a Él de esta forma.

Dios le guarde y le guíe a tomar su decisión por Él.

Verónica G.

Paginas que tengo para Compartir el Evangelio:

Predicando el Evangelio
https://sites.google.com/site/iglatinach/

El Faro del Evangelio
https://elfarodelevangelio.wordpress.com/
elfaro.evangelio@facebook.com
https://twitter.com/ver_gam
http://www.youtube.com/user/adminiglatinach?feature=mhee

__________________________________________________________________

La ira de Dios

Por AW Tozer

Para entender la ira de Dios debemos verlo a la luz de su santidad. Dios es santo y ha hecho que la santidad es la condición moral necesaria para la salud de su universo. La presencia temporal del pecado en el mundo es una amenaza. Todo lo que es sagrado es saludable; el mal es una enfermedad moral que debe terminar en última instancia, en la muerte.

Desde la primera preocupación de Dios por Su universo es su salud moral, es decir, su santidad, lo que sea contrario a esto es necesariamente bajo su desagrado eterno. Dondequiera que la santidad de Dios se enfrenta a la falta de santidad, hay conflicto. Este conflicto surge a partir de las naturalezas irreconciliables de la santidad y el pecado. La actitud de Dios y la acción en el conflicto son su ira. Para preservar su creación Dios tiene que destruir todo lo que lo destruiría por su maldad.

Cuando se levante para acabar con la destrucción y salvar al mundo del colapso moral irreparable Se dice que se enoja. Cada furioso juicio de Dios en la historia del mundo ha sido un acto sagrado de conservación.

La santidad de Dios, la ira de Dios y la salud de la creación están inseparablemente unidas. No sólo es el derecho de Dios para mostrar la ira contra el pecado,  me resulta imposible comprender cómo podía hacer otra cosa.

La ira de Dios es Su intolerancia absoluta de todo lo que degrada y destruye. Él odia la iniquidad como una madre odia la difteria o la poliomielitis que acabaría con la vida de su hijo.

La ira de Dios es la antisepsia por el cual se analiza la putrefacción moral y la salud de la creación para mantenerla. Cuando Dios nos advierte de su ira inminente y exhorta a los hombres a arrepentirse,  lo pone en un idioma que puedan entender: Él les dice que “huyan de la ira venidera”. Dice, en efecto, “Tu vida es el mal, y porque es el mal es un enemigo para la salud moral de mi creación.

Tengo que extirpar todo lo que destruiría el mundo que amo. Apártate del mal, antes de que se levanten en cólera contra ti. Te quiero, pero odio el pecado que usted ama. Sepárate de vuestros malos caminos antes de que envíe el juicio sobre usted. ”

“0h Señor,… en la ira acuérdate de la misericordia” Hab. 3:02

Suyo en Cristo

Pablo NF.fuente 5 doves.com

VIDEO LA IRA DE DIOS.

Fuente 5doves.com

La cruz de Cristo nos salvó de la ira

Muchas veces decimos: “Dios me salvó”, pero ¿De qué nos salvó? ¿De la muerte, de nuestros pecados, de la depresión (según muchos dicen hoy)? La verdad, aunque Cristo nos salvó de la muerte y pagó el precio por nuestros pecados, lo más exacto es decir que Dios nos salvó de sí mismo. Sí, tal como lee, Dios nos salvó de su ira, que iba a ser desplegada sobre nosotros. Veamos:

“Mas Dios muestra su amor para con nosotros, en que siendo aún pecadores, Cristo murió por nosotros. Pues mucho más, estando ya justificados en su sangre, por él seremos salvos de la ira” (Ro. 5:8-9 RVR).

“Como los demás, éramos por naturaleza objeto de la ira de Dios”(Ef. 2:3 NVI).

“y esperar de los cielos a su Hijo, al cual resucitó de los muertos, a Jesús, quien nos libra de la ira venidera” (I Tes. 1:10 RVR).

“Porque no nos ha puesto Dios para ira, sino para alcanzar salvación por medio de nuestro Señor Jesucristo” (I Tes. 5:9 RVR).

“Él fue traspasado por nuestras rebeliones,

Y molido por nuestras iniquidades;

Sobre él recayó el castigo, el precio de nuestra paz,

Y gracias a sus heridas fuimos sanados.

Todos andábamos perdidos, como ovejas;

Cada uno seguía su propio camino,

Pero el Señor hizo recaer sobre él

La iniquidad de todos nosotros” (Is. 53:5-6 NVI).

Es decir, si algo merecía el hombre no era la oportunidad de ser salvo ni la misericordia de Dios, sino su ira. Esa ira cayó sobre su unigénito Hijo, para así satisfacer la justicia de Dios. Esto merece un pequeño análisis:

a) El amor de Dios no puede ser injusto, puesto que sería una mancha en su Santidad y Justicia perfectas. Luego, no podía perdonar al hombre así sin más.

“El que justifica al impío, y el que condena al justo, ambos son igualmente abominación a YHWH (al Señor)” (Pr. 17:15 RVR).

b) De esta forma, para que Dios pudiera perdonar, antes debía satisfacer su justicia. La forma de llevar esto a cabo es mediante la muerte del transgresor. Sin embargo, se acepta la muerte de un substituto por él, sacrificado para el perdón de sus pecados. En la ley de Moisés se establece un sistema de sacrificios de animales con este objeto, siguiendo el principio de que “sin derramamiento de sangre no se hace remisión” (He. 9:22). Aunque en la ley se establecieron las reglas, Dios había revelado esta voluntad desde antes (ver p. ej. el sacrificio de Abraham, en Gen. 22).

c) Sin embargo, esto no podía hacer perfectos para siempre a quienes lo realizaban, dado que no era más que la sombra de lo que había de venir:

“Porque la ley, teniendo la sombra de los bienes venideros, no la imagen misma de las cosas, nunca puede, por los mismos sacrificios que se ofrecen continuamente cada año, hacer perfectos a los que se acercan” (He. 10:1 RVR).

“es imposible que la sangre de los toros y de los machos cabríos quite los pecados” (He. 10:4 NVI).

d) Por esto, su unigénito Hijo fue enviado al mundo para borrar la condenación del pecado sobre aquellos que está santificando:

“Porque con un solo sacrificio ha hecho perfectos para siempre a los que está santificando” (He. 10:14 NVI).

e) Esto pudo ser así porque como ya vimos, el Hijo soportó sobre sí la ira de Dios por los pecados. De esta forma, fue puesto como“propiciación” o “expiación”, esto es, un sacrificio que satisface las exigencias de la justicia de Dios. Entonces, una vez que la ira de Dios por el pecado es soportada (la paga del pecado es saldada, Ro. 6.23), el amor y la misericordia de Dios hacia el pecador pueden tener lugar, porque son justas.

Fuente. Doctrina bíblica.blogspot.com

ORACION DE ARREPENTIMIENTO y salvación

ORACION DE SALVACION:

Padre celestial, gracias tu amor al enviar a tu hijo el Señor Yeshua (Jesucristo) a morir por mi, creo en el que nació de una virgen judía llamada Mirian (María) y que murió en una cruz y resucito de entre los muertos y ascendió a los cielos.

Señor Jesucristo, vengo a Ti así como soy, un pecador: Yo me arrepiento de todos mis pecados, y te pido me perdones de todos mis pecados, límpiame de toda maldad con tu preciosa sangre derramada por mí en el calvario en esa cruz donde moriste. Yo perdono a todos los que me han hecho daño, yo renuncio a satanás, y ha todas sus mentiras, Señor yo me entrego a Ti por completo, entra a mi corazón, te acepto como mi Señor y Salvador. Te prometo ser tu siervo de hoy en adelante,

Hazme la persona que tu quieres que yo sea, sana mi cuerpo, alma y espíritu, escribe mi nombre en el libro de vida, lléname con su Espíritu Santo, gracias Señor por salvarme, gracias por hacerme una criatura nueva de Dios, en el nombre de Jesucristo Amen Y Amen.


Si usted dijo esta oración con sinceridad, usted recibió al Espíritu Santo, De hoy en adelante usted va ha experimentar la presencia de Jesucristo, y Él le va a cambiar su vida en una manera muy especial.

Arrepentíos, y bautícese cada uno de vosotros. Hechos 2:38 (RVR

Si usted ya era salvo y se alejó de Dios, de su palabra, o siente que no esta listo para ser levantado de esta tierra y ser librado de la ira de Dios, recomendamos ore y pida perdón a Dios. Él le perdonara y le restaurara de nuevo a una relación con la más intima que antes, camine en obediencia y prepárese en santidad.

PERSEVERANCIA EN LA ORACION

“Permaneciendo en oración” es un término acuñado por los primeros pentecostales. Para algunos significó simplemente el quedarse postrado en tus rodillas hasta estar seguro de haber recibido una respuesta de parte de Dios. Para otros, esta oración significó regresar continuamente ante el Señor hasta obtener una respuesta. (Esta también se le conoce como “perseverancia en la oración”).
Como niño pequeño que asistía a aquéllas reuniones de retiros, escuchaba a la gente testificar, “¡Me voy a agarrar al altar y no lo voy a soltar hasta que Dios me conteste!” Sin embargo, no creo que este sea el verdadero significado de “perseverancia en la oración.”
Usted puede encerrarse con el Señor, deleitarse en su presencia. Usted puede pasar horas de calidad, días con él, gloriándose en su dulce comunión. Usted tiene todas sus necesidades suplidas y su corazón puede estar totalmente satisfecho. Su presencia puede sanarlo, levantarlo, investirlo con poder y fortalecerlo.
Pero, ¿qué sucede cuando usted deja el lugar santo de comunión íntima? Usted puede levantarse solamente para regresar a su difícil situación que no ha cambiado. Usted puede ver al diablo esperándolo, listo para aventarle los mismos problemas y vacíos. Yo le pregunto: ¿Qué hay de bueno en obtener la gloria en la montaña si ésta no lo ayudará a pasar su batalla?
Yo creo que la “perseverancia en la oración” significa: la fortaleza, el poder, la exhortación que usted recibe del Señor mientras usted se encierra con él, y las cuales le ayudarán a pasar sus pruebas venideras. La victoria que usted obtiene en el lugar secreto tiene que darle victoria en su campo de batalla.
¿Que obtiene usted exactamente del tiempo de oración si no le va a ayudar a vencer su batalla? “Perseverancia en la oración” significa esperar el cumplimiento de su oración. Muchos cristianos solamente ven oraciones contestadas a medias porque no permiten que aquello que han recibido del Señor en oración les permita pasar la prueba.
Amado, la oración no se termina -no es “oración concluida” – hasta que ésta lo lleve al otro lado de su prueba. Nosotros no hemos “perseverado en la oración” hasta que no hayamos “experimentado el pasar” nuestras pruebas por la fortaleza recibida en la presencia del Señor.

___________________________________________________________________________________________________

ESCUCHANDO A DIOS

Muchos cristianos no escuchan a Dios. ¡Ellos acuden a Él solamente para hablar! No obstante, las Escrituras señalan que toda persona que fue usada por Dios aprendió a permanecer en su presencia hasta escuchar de Él.
Las Escrituras dejan claro que el Señor quiere hablarle a cada uno de nosotros: “Entonces tus oídos oirán detrás de ti la palabra que diga: «Éste es el camino, andad por él y no echéis a la mano derecha, ni tampoco os desviéis a la mano izquierda.»” (Isaías 30:21).
Yo escuché de una niña pequeña que sufría leucemia y que estaba luchando con la idea de morir. Una mañana cuando su mamá entró a su recámara, la niña estaba reluciente y feliz. “¿Qué te pasó?,” preguntó su mamá.
La niña pequeña contestó, “un ángel vino a mí y me dijo que me iría de viaje. Dios vino y tomó mi mano y caminó conmigo por un hermoso jardín. Él me dijo, “Mañana vas a venir aquí para estar conmigo.”
Dios le habló a esta pequeña niña y quitó de ella toda pena y temor en su corazón. Al día siguiente, cuando ella partió con él, la niña estaba en completa paz.
Cuando usted tiene intimidad con Jesús, ¿usted recibe dirección de parte de Él? ¿le dice Él a usted qué hacer, cuándo y dónde? Algunos cristianos no creen que Dios hace esto pero Jesús dice, “Mis ovejas oyen mi voz y yo las conozco, y me siguen…” (Juan 10:27).
En su prueba, pase tiempo a solas con Jesús y clame, “Señor, tú eres el único que puede ayudarme. Solamente tú conoces el camino para salir de esta prueba. Por lo tanto, voy a permanecer aquí hasta que me digas qué hacer.”
Este es el tipo de oración que le agrada a Dios. Esta significa detener todo, toda actividad. Sólo entonces usted lo escuchará a Él hablar claramente a su corazón: “Debes hacer lo correcto con esta persona,” o“Solamente permanece quieto la siguiente semana. No te apures. Pasa tiempo en mi presencia y confía en mí.” Él le dará direcciones claras.

_____________________________________________________________________________________________________

CONFIANZA EN LA PALABRA DE DIOS

Cristo es la Palabra viva de Dios y cuando usted se encierra con Él en oración, el Espíritu Santo siempre lo guiará a la palabra revelada de Dios. ¡Él fortalecerá su fe al alimentarlo con la Biblia, aún cuando usted se encuentre en el lugar secreto!
Se nos ha dado el mandato de: “Vestíos de toda la armadura de Dios, para que podáis estar firmes contra las asechanzas del diablo…Por tanto, tomad toda la armadura de Dios, para que podáis resistir en el día malo y, habiendo acabado todo, estar firmes…. Tomad el yelmo de la salvación, y la espada del Espíritu, que es la palabra de Dios.” (Efesios 6:11, 13, 17).
Regularmente cuando usted recibe instrucciones específicas de parte de Dios, Su Espíritu le susurrará, “ahora ve por aquí…” y usted será conducido a un pasaje de la Escritura. La Palabra de Dios le hablará a usted directamente diciéndole cómo pasar por su crisis.
Muchos crisitanos que están leyendo este mensaje simplemente deben escuchar una palabra de parte del Señor. Nadie en la tierra puede ayudarles. El único camino para que ellos pasen por su prueba es permaneciendo en la presencia de Cristo hasta que Él les dé dirección. Él deberá decirles el camino por donde andar – qué hacer, cuándo y cómo actuar. Su dirección exclusiva hacia ellos no vendrá un minuto demasiado antes o demasiado tarde. ¡Todo acontecerá en el tiempo del Espíritu Santo!
Amado, no hay necesidad de que usted se preocupe por su prueba. Dios es fiel para responder a cada necesidad y petición. Simplemente ore, “Señor, vengo ahora no solamente para tener suplidas mis necesidades sino también vengo para suplir tu necesidad!”
Nosotros fuimos hecho para tener comunión con Él aún en los tiempos más difíciles. Yo le pregunto: ¿ama usted pasar tiempo con Él? Deje que su corazón clame: “Jesús, tú eres mi todo. ¡Tú eres el deleite más grande de mi alma y yo amo tu compañía!”
Padre, ayúdanos a escuchar de cerca a tu Espíritu y a depositar toda nuestra confianza en tu Palabra revelada.

++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++

J.C. Ryle: ¿Cuál Cristo prefieres?

de Lumbrera de lumbrera

Amante cierva y graciosa gacela

de Lumbrera de lumbrera

Archivo de la categoría: Palabra de Dios

Dios Único Creador

15 JEHOVÁH hizo la tierra por Su Poder, estableció el mundo por Su Sabiduría, extendió los cielos por Su entendimiento.

16 Cuando El truena, las aguas del cielo rugen, El trae nubes desde los confines de la tierra, El hace que el relámpago resplandezca en la lluvia, y trae la luz de sus almacenes.

17 ¡A esto todo hombre perdió el entendimiento! ¡Todos los orfebres son puestos en vergüenza por sus ídolos! Las figuras que funden son un fraude, no hay aliento en ellos.

18 Ellos son obras vanas, objetos de desdeño; en tiempo que su visitación llegue, ellos perecerán.

19 La porción de Jacob no es así, porque El es el que formó todas las cosas, Israel es la vara de Su herencia. JEHOVÁH es Su Nombre.

Jeremías 51: 15-19

Dios nuestro Creador aborrece la idolatría, esto es, amar más o poner en primer lugar de importancia en nuestro corazón cualquier persona o cosa (“dios”) 1 que no sea Él, el único Dios Creador y Salvador verdadero 2 ya sea en nuestros sentimientos, nuestra confianza, nuestra dedicación, por lo cual se hace lejano el obedecerle y llegar a conocerle íntimamente, para así amarle como debemos hacerlo. Cuando no le conocemos a Él, andamos tras otros dioses, es decir, ponemos nuestra confianza donde no debemos ponerla; muchos ponen su confianza en la suerte, en el horóscopo, en el tarot, predicciones de todo tipo, 3 cábalas, ritos supersticiones, doctrinas ideológicas, etc.; en fin innumerables cosas en las que depositamos nuestra fe. Para Dios nuestro Creador todo esto es abominable, según su Palabra, doctrina de demonios 4 . Lo que evita que nos acerquemos a Dios y que Él sea real en nuestras vidas. Buscamos sin hallar, porque buscamos mal, seguimos nuestras tradiciones 5 y estas nos llevan al abismo sin darnos cuenta, creencias que atan, que esclavizan nuestras vidas y sólo dejan un terrible vacío en nuestro interior, además de alejarnos más y más de nuestro Padre amoroso que sólo quiere lo mejor para nosotros.

Cuando llegamos a tomar, leer y escudriñar el Libro o Manual de Instrucción de Dios, que es su Palabra o Sagradas Escrituras, se nos comienzan a caer los velos que teníamos en nuestros ojos espirituales, nos damos cuenta de lo errado que andábamos. Mediante la Palabra de Dios venimos a conocerle a Él y aprendemos a amarle, nos damos cuenta que Sus pensamientos (de Dios) no son nuestros pensamientos, ni Su camino, son nuestros caminos 6.

El Único camino que nos lleva al Padre (Creador) es Jesucristo. 7 Él dio su vida para darnos vida eterna a nosotros, para que todo el que en Él crea no se pierda. 8 También es Él, nuestro Señor Jesucristo el único mediador entre Dios y los hombres como lo afirma su Palabra. 9 A Él debemos acudir en todo y confiando, esperar en Él, 10 pues a Dios nada se le escapa. Como está escrito en su Palabra, “a los que aman a Dios todas las cosas les ayudan a bien…” 11

Arrepintámonos ante nuestro Dios, reconociendo que hemos pecado contra Él, que hemos estado apartados de Él, que necesitamos de Él, que sólo Él puede perdonarnos nuestros pecados y en Jesucristo tener seguridad eterna. 12 Pidamos ayuda a Dios en Nombre de nuestro Señor y Salvador Jesucristo y nuestro amoroso Padre Celestial, no se demorará en dárnosla; no confiemos en cosas vanas que no nos llevarán a nada bueno, sólo a la condenación y separación de Dios. 13 Tomemos en nuestras manos el Manual de Instrucción de Dios para la Vida (la Biblia), para que así guiados por Dios podamos encontrar la dirección y el propósito en nuestras vidas. Él iluminará nuestro camino. 14

¡Dios les guíe y bendiga!

Verónica Gamboa Muñoz
Viña del Mar, 6 de Abril de 2009

  1. Deuteronomio 16: 22;Isaías 42:17; Deuteronomio 4: 15-16,23, 24; Éxodo 34:14, 17
  2. Isaías 46:9; 1a Juan 5:20-21
  3. Levítico 19:31; Levítico 20:6; Deuteronomio 18:10-12; Isaías 8.19; Miqueas 5.12-15; 1º Crónicas 10.13-14; 2º Crónicas 33.6; Zacarías 10.2; Hechos 16:16-18
  4. 1 Timoteo 4:1
  5. Marcos 7.7-9; Colosenses 2.8
  6. Isaías 55:8
  7. Juan 14:6-11
  8. Juan 3:16; Romanos 5:8-9
  9. 1 Timoteo 2: 5-6
  10. Juan 14:13-14
  11. Romanos 8:28
  12. Romanos 5:10-11
  13. Colosenses 1:21-22
  14. Salmo 119:105

¿Que debemos saber del Evangelio (Buenas nuevas de Dios)?

¿Que debemos saber del Evangelio (Buenas nuevas de Dios)?

  • Que Dios es Santo, Santo, Santo. Y el pecado no puede habitar con un Dios Santo, Santo, Santo.
Josué 24:1919
Entonces Josué dijo al pueblo:—No podréis servir a Jehová, porque él es un Dios santo y un Dios celoso que no sufrirá vuestras rebeliones y vuestros pecados.Isaías 6:33Y el uno al otro daba voces diciendo:«¡Santo, santo, santo, Jehová de los ejércitos!
¡Toda la tierra está llena de su gloria!».
  • Que Dios Odia el pecado y la ira de Dios está sobre todo el que comete pecado.
Efesios 5:6-7
6Nadie os engañe con palabras vanas, porque por estas cosas viene la ira de Dios sobre los hijos de desobediencia. 7No seáis, pues, partícipes con ellos, Colosenses 3:5-6
5Haced morir, pues, lo terrenal en vosotros: fornicación, impureza, pasiones desordenadas, malos deseos y avaricia, que es idolatría. 6Por estas cosas la ira de Dios viene sobre los hijos de desobediencia,
  • Que el hombre es pecador por naturaleza y no hay hombre justo, ni siquiera uno
Romanos 3:17-14
10Como está escrito:«No hay justo, ni aun uno;11 no hay quien entienda,no hay quien busque a Dios.12 Todos se desviaron, a una se hicieron inútiles;no hay quien haga lo bueno, no hay ni siquiera uno.13 Sepulcro abierto es su garganta;con su lengua engañan.Veneno de víboras hay debajo de sus labios;
14 su boca está llena de maldición y de amargura.
  • Que como Dios es Santo, Santo, Santo y el hombre un pecador, Dios no puede cohabitar con el pecador, por lo cual en este mundo, no podríamos llegar hasta Él, ni en la Eternidad, habitar en el Reino de los Cielos.
Romanos 3:23
23por cuanto todos pecaron y están destituidos de la gloria de Dios,
  • Dios demanda justicia, pues Él es un Juez Justo, por lo tanto el hombre tendrá que pagar completamente sus pecados desde que nació, pero esto para el hombre es imposible, porque aunque pudiese pagar por lo que ha hecho contra Dios hasta el presente, el hombre va a seguir cometiendo pecados (por su naturaleza caída), por lo tanto estaría en la misma condición que antes. Dios sabiendo esto y por su inmenso amor

Juan 3:16-17

16»De tal manera amó Dios al mundo, que ha dado a su Hijo unigénito, para que todo aquel que en él cree no se pierda, sino que tenga vida eterna. 17Dios no envió a su Hijo al mundo para condenar al mundo, sino para que el mundo sea salvo por él.
  • Envió un Salvador a su Hijo Jesucristo que es de la misma esencia de Dios.
Hebreos 1:1-4
1Dios, habiendo hablado muchas veces y de muchas maneras en otro tiempo a los padres por los profetas, 2en estos últimos días nos ha hablado por el Hijo, a quien constituyó heredero de todo y por quien asimismo hizo el universo. 3Él, que es el resplandor de su gloria, la imagen misma de su sustancia y quien sustenta todas las cosas con la palabra de su poder, habiendo efectuado la purificación de nuestros pecados por medio de sí mismo, se sentó a la diestra de la Majestad en las alturas,
  • Tomando cuerpo (o haciéndose hombre) para pagar nuestro pecado y así satisfacer la ira de Dios que está sobre el pecador (Isaías 53)
5 Mas él fue herido por nuestras rebeliones,
molido por nuestros pecados.
  • Siendo Jesucristo Santo y Justo, tomó el pecado del hombre (el nuestro) y lo llevó sobre Sí para pagar la deuda completa que nosotros adquirimos con Dios por nuestras rebeliones contra ÉL
Colosenses 2:13-15
13Y a vosotros, estando muertos en pecados y en la incircuncisión de vuestra carne, os dio vida juntamente con él, perdonándoos todos los pecados. 14Él anuló el acta de los decretos que había contra nosotros, que nos era contraria, y la quitó de en medio clavándola en la cruz. 15Y despojó a los principados y a las autoridades y los exhibió públicamente, triunfando sobre ellos en la cruz.Juan 3:36
36El que cree en el Hijo tiene vida eterna; pero el que se niega a creer en el Hijo no verá la vida, sino que la ira de Dios está sobre él.
V. Gamboa Muñoz

Buenas Nuevas de Salvación

Buenas Nuevas de Salvación (Evangelio)

El Señor Jesucristo Viene Pronto Iglesia de Dios, estemos apercibidos: orando, clamando, buscando a Dios en su Palabra, predicando el Evangelio (Buenas Nuevas de Salvación). Tú hermano no te quedes atrás. Si no sabes que hacer para ser salvo, tenemos las Palabras de Jesús al comienzo de su ministerio:

Marcos 1:14-15
14Después que Juan fue encarcelado, Jesús fue a Galilea predicando el evangelio del reino de Dios. 15Decía: «El tiempo se ha cumplido y el reino de Dios se ha acercado. ¡Arrepentíos y creed en el evangelio!».
Juan 4:12
«¡Arrepentíos, porque el reino de los cielos se ha acercado!». También el Señor habló a sus discípulos estas palabras después de su Resurrección
Lucas 24:46-47
46y les dijo:
—Así está escrito, y así fue necesario que el Cristo padeciera y resucitara de los muertos al tercer día; 47y que se predicara en su nombre el arrepentimiento y el perdón de pecados en todas las naciones, comenzando desde Jerusalén.
(Clama a Dios por Su perdón, confiesa tu pecado, si no sabes o no te das cuenta que eres un pecador, pídele al mismo Dios que te lo revele, Él lo hará, a través de Su Espíritu Santo, cree en Él, en lo que es Él (Su Nombre) y lo que hizo por ti y por mi, que se dio a si mismo por mi pecado y el tuyo, tomó nuestro lugar para pagar nuestro propio pecado, es el único Camino para que un día estemos en el Reino de los Cielos junto a Dios, no hay ninguna otra manera, pues Dios es Santo, Santo, Santo y el hombre es pecador y no puede convivir con un Dios Santo, por lo que Dios proveyó un pago por medio de la muerte de Su Hijo Jesucristo y así por su muerte y sangre fueran lavados nuestros pecados;
Hechos de los Apóstoles 3:18-19
18Pero Dios ha cumplido así lo que antes había anunciado por boca de todos sus profetas: que su Cristo habría de padecer. 19Así que, arrepentíos y convertíos para que sean borrados vuestros pecados; para que vengan de la presencia del Señor tiempos de consuelo,
Hechos de los Apóstoles 17:30
30Pero Dios, habiendo pasado por alto los tiempos de esta ignorancia, ahora manda a todos los hombres en todo lugar, que se arrepientan; 31por cuanto ha establecido un día en el cual juzgará al mundo con justicia, por aquel varón a quien designó, acreditándolo ante todos al haberlo levantado de los muertos.
Romanos 3:22-25
22la justicia de Dios por medio de la fe en Jesucristo, para todos los que creen en él, porque no hay diferencia, 23por cuanto todos pecaron y están destituidos de la gloria de Dios, 24y son justificados gratuitamente por su gracia, mediante la redención que es en Cristo Jesús, 25a quien Dios puso como propiciación por medio de la fe en su sangre, para manifestar su justicia, a causa de haber pasado por alto, en su paciencia, los pecados pasados,
Mateo 16:21
21Desde entonces comenzó Jesús a declarar a sus discípulos que le era necesario ir a Jerusalén y padecer mucho a manos de los ancianos, de los principales sacerdotes y de los escribas, y ser muerto, y resucitar al tercer día
Hebreos 5:8-10
8Y, aunque era Hijo, a través del sufrimiento aprendió lo que es la obediencia; 9y habiendo sido perfeccionado, vino a ser autor de eterna salvación para todos los que lo obedecen, 10 y fue declarado por Dios sumo sacerdote según el orden de Melquisedec.

y recíbele (a Jesucristo)

Juan 1:12
12 Mas a todos los que lo recibieron,
a quienes creen en su nombre,
les dio potestad de ser hechos hijos de Dios.
Romanos 4:25
25el cual fue entregado por nuestras transgresiones, y resucitado para nuestra justificación.
Romanos 6:22-23
22 Pero ahora que habéis sido libertados del pecado y hechos siervos de Dios, tenéis por vuestro fruto la santificación y, como fin, la vida eterna, 23porque la paga del pecado es muerte, pero la dádiva de Dios es vida eterna en Cristo Jesús, Señor nuestro.
V. Gamboa Muñoz

Dios nos manda a Arrepentirnos

Responder

Arrepentíos y Creed en el Evangelio Dios nos llama a arrepentimiento, no hay más tiempo Cristo viene ya, apartémonos para Él (santificarse), confesemos nuestro pecado al Dios y Padre nuestro y apartemonos para Él en oración, ayuno y santidad, dejando del todo los afanes del mundo y teniendo intimidad con nuestro Dios, Creador y Redentor, esto es estar con nuestras lámparas llenas de aceite y encendidas; es decir
llenos del Espíritu Santo de la Presencia de nuestro Dios y Salvador Jesucristo.
10 »Delante de él temblará la tierra y se estremecerán los cielos; el sol y la luna se oscurecerán, y las estrellas perderán su resplandor. 11 Y Jehová dará su orden delante de su ejército, porque muy grande es su campamento y fuerte es el que ejecuta su orden; porque grande es el día de Jehová y muy terrible. ¿Quién podrá soportarlo? 12 »Ahora, pues, dice Jehová, convertíos ahora a mí con todo vuestro corazón, con ayuno, llanto y lamento. 13 Rasgad vuestro corazón y no vuestros vestidos, y convertíos a Jehová, vuestro Dios; porque es misericordioso y clemente, tardo para la ira y grande en misericordia, y se duele del castigo. Joel 2:10-13

Apocalipsis 12:7-12

Destacado

Revelación

7Entonces hubo una guerra en el cielo: Miguel y sus ángeles luchaban contra el dragón. Luchaban el dragón y sus ángeles, 8pero no prevalecieron ni se halló ya lugar para ellos en el cielo. 9Y fue lanzado fuera el gran dragón, la serpiente antigua, que se llama Diablo y Satanás, el cual engaña al mundo entero. Fue arrojado a la tierra y sus ángeles fueron arrojados con él. 10Entonces oí una gran voz en el cielo, que decía:

«Ahora ha venido la salvación, el poder y el reino de nuestro Dios y la autoridad de su Cristo, porque ha sido expulsado el acusador de nuestros hermanos,

el que los acusaba delante de nuestro Dios día y noche.

     11     Ellos lo han vencido por medio de la sangre del Cordero y de la palabra del testimonio de ellos, que menospreciaron sus vidas hasta la muerte.

     12     Por lo cual alegraos, cielos, y los que moráis en ellos.

¡Ay de los moradores de la tierra y del mar!, porque el diablo

ha descendido a vosotros con gran ira, sabiendo que tiene poco tiempo». Apocalipsis 12.7-12

La Palabra de Dios

Anuncios

Bienvenidos al Faro del Evangelio

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s