Revelación de Dios – Llamado de Advertencia

Amados hermanos; el día de ayer tuve un sueño en la tarde es una revelación; antes de despertar tuve este sueño. me veía yo misma diciendo estas palabra:

“¡Ay! Día de Jehová, Día de Jehová, Día de Jehová, Día de Jehová grande y terrible”

Después de decir esta frase yo le hablaba a gente, me veía de frente y a la vez como espectadora diciendo:

“miren, miren, yo no soy la que estoy diciendo esto, yo no soy la que estoy diciendo esto; estas palabras salen solas de mi boca y yo les señalaba mi boca”

Lo que entiendo del sueño es que el Ay significa juicio, Día de Jehová significa la Ira de Dios y tres veces repetido que esta Palabra es firme la Palabra ante Dios no será revocada, luego, al explicar que yo no era la que hablaba; es decir que no es por antojo mío que yo las decía sino por el Espíritu de Dios, como profecía.

Dios nos ayude mis hermanos, estoy dando esta Palabra así mismo, para no pecar contra Dios quedándome yo con esta advertencia que fue dada claramente a mí.

 

Los números de 2015

Los duendes de las estadísticas de WordPress.com prepararon un informe sobre el año 2015 de este blog.

Aquí hay un extracto:

Un teleférico de San Francisco puede contener 60 personas. Este blog fue visto por 2.500 veces en 2015. Si el blog fue un teleférico, se necesitarían alrededor de 42 viajes para llevar tantas personas.

Haz click para ver el reporte completo.

La estadística de 2014

Los duendes de las estadísticas de WordPress.com prepararon un informe sobre el año 2014 de este blog.

Aquí hay un extracto:

Un tren subterráneo de la ciudad de Nueva York transporta 1.200 personas. Este blog fue visto alrededor de 3.700 veces en 2014. Si fuera un tren de NY, le tomaría cerca de 3 viajes transportar tantas personas.

Haz click para ver el reporte completo.

¿ES BÍBLICO DECRETAR O SUPLICAR A DIOS?

¿ES BÍBLICO DECRETAR O SUPLICAR A DIOS?

Posted on enero 15, 2013 by unidoscontralaapostasia

Hoy muchas iglesias están llenas de gente altiva y soberbia, con ansias de poder y de tener más diner…o, sus “siervos ungidos” fueron inspirados, por Satanás, para crear una nueva moda que ha resultado muy eficaz para mantener contentos a esa gente. << DECRETA tu prosperidad; DECLARA tu sanidad y recíbela en el nombre de Jesús; PROCLAMA Y DECRETA que ya eres libre de las deudas y créelo, porque para el que cree todo es posible >>
Muchos son los que están convencidos de que esto no solamente funciona, sino que es la voluntad de Dios.
Pero han llegado todavía más lejos al enseñar que DIOS ESTÁ OBLIGADO A CUMPLIR SU PALABRA, POR TANTO DEBEMOS ORDENARLE PARA QUE LO HAGA, recordándole que Él no es hombre para mentir. << Señor tu Palabra dice que TÚ eres mi Sanador, YO LO CREO Y ORDENO que me sanes ¡ahora! >>; << Señor tu dijiste que suplirías todas mis necesidades conforme a tus riquezas en gloria y yo necesito un auto 0Km ¡YA! >>
Constantemente escuchamos a predicadores famosos decir: << Tus palabras tienen poder, declara por fe que ya tienes lo que pides, llama a las cosas que no son como si ya fuesen ¡Ejercita tu fe! >>
Imagínense a hombres mortales, que no son nada más que polvo; a pecadores débiles, llenos de egoísmo, avaricia y vanagloria ORDENÁNDOLE AL DIOS TODOPODEROSO ¿puede haber algo más absurdo? Probablemente si a Dios esto no lo enfurece, en el mejor de los casos lo haga desternillar de risa.
“El que habita en los cielos se reirá; el Señor se burlará de ellos” (Salmos 2 : 4)
¿ENSEÑA LA BIBLIA QUE PODEMOS ORDENAR A DIOS?
El rey David suplicó:“Oh Jehová, sálvanos ahora, TE RUEGO;TE RUEGO, oh Jehová, que nos hagas prosperar ahora”(Salmos 118 : 25)
Jesús suplicó por Pedro al Padre: “Pero YO he rogado por ti, que tu fe no falte; y tú, una vez vuelto, confirma a tus hermanos” (Lucas 22 : 32)
Jesús suplicó al Padre por sus discípulos: “YO RUEGO por ellos; no ruego por el mundo, sino por los que me diste; porque tuyos son” (Juan 17 : 9)
Jesús suplicó a Dios Padre por sí mismo: “Y CRISTO, en los días de su carne, OFRECIENDO RUEGOS Y SÚPLICAS CON GRAN CLAMOR Y LÁGRIMAS al que le podía librar de la muerte, FUE OÍDO A CAUSA DE SU TEMOR REVERENTE. Y aunque era Hijo, por lo que padeció aprendió la OBEDIENCIA” (Hebreos 5 : 7-8)
Pablo enseñó a la iglesia cómo orar al Padre: “Orando en todo tiempo CON TODA ORACIÓN Y SÚPLICA en el Espíritu, y velando en ello CON TODA PERSEVERANCIA Y SÚPLICA por todos los santos” (Efesios 6 : 18)
ORDENAR A DIOS CUANDO ORAMOS ES UNA DE LAS PEORES BLASFEMIAS CONTRA SU DIVINIDAD Y AUTORIDAD.
“Y LOS DEMONIOS LE ROGARON, diciendo: Envíanos a los cerdos para que entremos en ellos” (Marcos 5 : 12)
Imagínense que si hasta los demonios ruegan a Dios con temblor y terror ¡Cuánto más nosotros! (Por el pastor paraguayo Osvaldo Paiva)
Amada Iglesia:
Suplantan a Dios esos soberbios. No le piden ni suplican a Dios, sino que con arrogancia piensan que se debe cumplir lo que ellos “declaran”, “decretan” o “confiesan”.
Han sido engañados como Eva por la Serpiente, cuando le dijo: “Seréis semejantes a Dios”. Levantémonos firmemente en contra de esa abominación que se ha introducido en nuestra Iglesia.
Dios les bendiga. Vicente Mercado Santamaría.