Jesucristo a través de toda la Biblia

Jesucristo a través de toda la Biblia [Video]

Publicado el junio 23, 2012 por lumbrera

Jesús Por Toda La Biblia

Todos los libros de la Biblia están llenos de símbolos, ilustraciones, ritos y profecías que presentan una revelación progresiva del advenimiento de un personaje rodeado de misterio y paradoja que para los estudiantes de la ley era muy difícil de comprender. ¿Cómo puede un Rey ser Siervo? ¿Cómo puede ser exaltado y quebrantado de Jehová? ¿Cómo puede Dios hacerse hombre? ¿Cómo puede una virgen concebir? ¿Cómo puede una deidad morir? La fe de los patriarcas y los profetas del antiguo testamento estaba puesta en aquel que iba a venir. La fe del creyente de hoy está afianzada en aquel ya vino, en la persona trascendental de nuestro Señor Jesucristo.”Escudriñad las Escrituras; porque a vosotros os parece que en ellas tenéis la vida eterna; y ellas son las que dan testimonio de mí” Juan 5:39 

Génesis La simiente de la mujer La túnica de piel que cubre al pecador El arca de Noé El carnero trabado en un zarzal Melquisedec, rey de Salem y sacerdote del Dios Altísimo La escalera que estaba apoyada en tierra, y su extremo tocaba en el cielo
Exodo Cordero Pascual La Piedra de Horeb
Levítico El macho cabrío de expiación
Números La serpiente de bronce
Deuteronomio El profeta como Moisés La ciudad de refugio
Josué El Príncipe del ejército de Jehová El cordón de grana en la ventana
Jueces El Angel de Jehová que se aparece a Manoa
Rut El pariente redentor
Primera de Samuel Un sacerdote fiel
Segunda de Samuel El fuerte de mi salvación
Primera de Reyes Uno más grande que Salomón
Segunda de Reyes El profeta que ascendió al cielo
Primera de Crónicas El arca del pacto
Segunda de Crónicas El que edifica la casa de Jehová
Esdras El restaurador del templo La buena mano de Jehová
Nehemías El restaurador del muro
Ester El es nuestro Mardoqueo
Job El redentor viviente
Salmos El pastor
Proverbios El amigo más unido que un hermano
Eclesiastés El gran predicador
Cantares El amado La rosa de Sarón El esposo
Isaías Admirable Consejero Dios fuerte Padre eterno Príncipe de paz El siervo de Jehová El que trae justicia a las naciones
Jeremías El renuevo justo de David
Lamentaciones La porción de Jehová
Ezequiel El príncipe que entra por la puerta del oriente
Daniel El anciano de días La piedra cortada no con mano El cuarto varón que se paseaba en medio del horno
Oseas El fiel esposo
Joel El que rugirá desde Sion
Amós El Señor que estaba sobre el altar
Abdías El que humilla la soberbia de Edom
Jonás Es la señal del profeta Jonás
Miqueas El que saldrá de Belén de Judá
Nahum El vengador de sus elegidos
Habacuc El que está en su santo templo El profeta que ora por un avivamiento
Sofonías El rey de Israel en medio de ti El poderoso que salvará
Hageo El deseado de todas las naciones
Zacarías El manantial abierto para la Casa de David
Malaquías El sol de justicia que en sus alas traerá salvación
Mateo El hijo de David
Marcos El hijo de Dios
Lucas El hijo del hombre
Juan El verbo El cordero de Dios
Hechos Un resplandor de luz del cielo que rodeaba a Saulo
Romanos Nuestro justificador
Primera de Corintios Primicia de la resurrección
Segunda de Corintios El don inefable de Dios
Gálatas El que nos redime de la maldición de la ley
Efesios La cabeza de la iglesia El evangelio de inescrutables riquezas
Filipenses El ministrador de nuestras necesidades
Colosenses El primogénito de toda creación En el que habita toda plenitud del Padre
I Tesalonicenses El Señor que viene con todos sus santos
II Tesalonicenses El que nos amó y nos dio consolación eterna
Primera de Timoteo El único mediador entre Dios y los hombres
Segunda de Timoteo El Señor, juez justo
Tito Nuestra esperanza bienaventurada
Filemón El libertador de un esclavo
Hebreos El mediador del nuevo pacto
Santiago El juez que está delante de la puerta El sanador de nuestras enfermedades
Primera de Pedro El es la piedra viva El príncipe de los pastores
Segunda de Pedro El lucero de la mañana sale en nuestros corazones
I Juan La propiciación por nuestros pecados El es amor
II Juan EL hijo de Dios que ha venido en carne
III Juan El es la verdad
Judas El Señor que vino con sus santas decenas de millares. El que es poderoso para guardaros sin caída, y presentaros sin mancha delante de su gloria con gran alegría El único y sabio Dios, nuestro Salvador
Apocalipsis Rey de Reyes y Señor de Señores

Puede que le interese tambien:

1) Los nombres de Dios y sus significados

2) Los nombres de Cristo

Video:

CARTA DE AMOR PARA UN FRACASADO by Gary Wilkerson

lunes, 2 de abril de 2012

CARTA DE AMOR PARA UN FRACASADO by Gary Wilkerson

Mi amigo Eric tuvo una niñez muy difícil. Su padre continuamente le decía, “No eres bueno y nunca lograrás nada.”
Mientras Eric crecía se introdujo en el mundo de las drogas. “Fui un adicto terrible,” Eric dice. “Yo combinaba todo tipo de sustancias que podrían haberme matado. Incluso yo era malo como adicto. Mi aguja se rompía o tenía poco dinero para satisfacer mi hábito. Me sentía como un fracaso total.”
La vida de Eric se convirtió en un total desastre. Su adicción le hizo perder cada centavo que tenía, por lo que decidió robar una tienda para comprar más drogas – pero falló nuevamente. Él sacó un arma y gritó, “¡Todos contra la pared!” pero la tienda estaba tan llena de gente que ésta no podía caber toda en la pared. Confundido, Eric huyó.
En desesperación, Eric eventualmente decidió dispararse a sí mismo con el arma que había utilizado para el robo. Sin embargo, él tiró el arma al piso y ésta se disparó sola, hiriéndose en el costado. Mientras Eric iba al hospital pensó, “Soy un fracasado miserable, ni siquiera puedo matarme a mí mismo.”
Después de haber sido curado de su herida, Eric caminó por las calles en total desesperanza. En lo profundo de su ser, él estaba enojado con Dios y clamó, “¿Acaso estás tú aquí? ¿Tengo alguna razón para preservar mi vida?” Eric escuchó a una voz decir, “Te estoy enviando una carta de amor.” De alguna forma Eric supo que era la voz de Jesús. Mientras se encontraba sentado en la orilla de la acera, la corriente de agua proveniente de la lluvia pasaba por debajo de sus piernas, cuando de repente, él notó un pequeño folleto flotando. Lo recogió y vió que decía, “Hay esperanza para el drogadicto.”
El folleto era publicado por un grupo llamado, Grupo de Alcance Victoria. Eric encontró la dirección del lugar, acudió a este y rindió su vida a Jesús. Pronto fue librado de su adicción. Él abandonó todo hábito -incluyendo su creencia de que estaba destinado al fracaso. Jesús hizo de Eric una nueva creatura en todos los sentidos.
Este hombre joven había pensado que su vida había terminado -pero aún había empezado. Él había estado ciego a la vida- la vida de resurrección- que Jesús había planeado para él desde hace tiempo.
“Porque yo sé muy bien los planes que tengo para ustedes —afirma el Señor—, planes de bienestar y no de calamidad, a fin de darles un futuro y una esperanza.” (Jeremías 29:11, NVI).